Alcalde del Cusco, Víctor Boluarte supervisó el avance de los proyectos, que permitirán dotarle a nuestra ciudad, una imagen a la altura del título que lo reconoce como Patrimonio de la Humanidad.

En el Mes Jubilar de nuestra tierra, la Municipalidad Provincial del Cusco alienta la ejecución de importantes obras de mejoramiento vehicular y peatonal, como un homenaje al Qosqo Inmortal. En ese marco, desde la Gerencia de Infraestructura, se realiza la intervención de la Cuesta San Blas y la segunda etapa de Ernesto Gunter, ambos ubicados en el referido Barrio Tradicional.

A fin de inspeccionar el buen avance de las obras, el alcalde del Cusco, se constituyó en los proyectos viales, donde verificó que los trabajos se realizan cumpliendo los plazos establecidos, para su entrega de acuerdo al expediente técnico.

“La Cuesta San Blas se ejecuta como parte del Presupuesto Participativo, es un pedido de los vecinos que priorizaron su ejecución en sendos talleres de muchos años, y debe terminar en 2 meses, estamos intentando avanzar lo más que podamos para no afectar a los intereses económicos ligados al turismo. Ahora nos encontramos en Tococachi donde se ejecuta la segunda parte de Gunter, que interconectará San Blas con San Cristóbal”.

Respecto al proyecto vial de Tococachi de la APV San Blas, la primera autoridad edil, ponderó la magnitud que tendrá la obra al constituirse en un anillo vial y ruta alterna para acceder al Centro Histórico y zona de amortiguamiento de la ciudad.

“Este es un gran anillo vial que nos permitirá tener alternativas de transporte. Cuando hablamos de peatonalizar la Plaza de Armas, no se puede ejecutar si no se tiene anillos viales, por ello, iniciamos su intervención, sabemos que no la vamos a terminar este año, sino la próxima gestión pero nos vamos aproximando a San Cristóbal para poder salir de Sacsayhuamán de Saphy, sin necesidad pasar por el centro histórico”.

Ambos proyectos viales consideran una intervención integral, a nivel de plataforma vehicular y peatonal; y al mismo tiempo, trabajos de saneamiento básico. “Lo primero que se hace, son obras de saneamiento para mejorar la calidad de vida, por eso, se cambia las tuberías de plomo de asbesto y plomo porque contaminan y las personas puedan consumir agua potable más saludable”.

Los vecinos expresaron su respaldo y agradecimiento por la ejecución de obras que proyectarán una imagen a la altura de la ciudad imperial y al mismo tiempo, se constituirá en un punto de desfogue vehicular. “Es una reivindicación de décadas, porque esta obra ya debió ser ejecutada para aliviar el tránsito vehicular en el centro histórico”, detalló Dano Olarte Mendivil, secretario encargado del Comité de Defensa de la Junta de Vecinos de San Blas.

Cabe precisar que la obra de la calle Julián Achata de la Junta de Propietarios Quinta Tocache y la calle B de la APV San Blas, considera la intervención de la calzada con pavimento rígido y acabado con lajas de piedra. Asimismo, la construcción de muros de concreto para estabilizar el sector, demanda un monto de inversión de más de 5 millones 400 mil soles y tiene como plazo de ejecución 14 meses. En tanto, la Cuesta San Blas y Tocuyeros tiene un financiamiento de 1’457, 296.61.

Comentar Aqui

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.