Ahora familias pueden acceder a agua apta para el consumo humano. Obra también contempló la construcción de servicios higiénicos para brindar adecuada infraestructura a los pobladores.

Con la finalidad de contribuir en mejorar las condiciones de vida de la población, la Municipalidad Provincial del Cusco, continúa con la ejecución de obras en distintos sectores de la ciudad, por eso, la Gerencia de Infraestructura, concluyó con el proyecto de mejoramiento del sistema de saneamiento de agua y desagüe en el Grupo Campesino San Cristóbal de Pucro, ubicado a pocos minutos del Parque Arqueológico de Saqsaywamán. De esta forma, cerca de 30 familias podrán acceder a agua apta para el consumo humano.

Según precisó el residente de la obra Ing. Romel Tagle Solórzano, a pesar de las dificultades económicas que dejó la pandemia, la conclusión del proyecto de saneamiento fue priorizado a fin de velar por la salud de los pobladores. “La población venía consumiendo agua que emanaba directamente de un manante, que solo era canalizada, más no tratada, generando problemas gastrointestinales en la población. Sin embargo, ahora los comuneros ya están consumiendo agua clorada”, puntualizó.

La obra demandó un financiamiento superior al millón 400 mil soles y los trabajos consistieron en la construcción de 3 reservorios de agua, una cámara de captación, conexiones domiciliarias y un sistema de distribución bajo bombeo para abastecer del líquido elemento a todas las viviendas del ambos sectores, superior e inferior.

El funcionario, dio cuenta sobre el funcionamiento del sistema de captación y distribución de agua. “En este sector tenemos una planta de tratamiento que contiene un motor y ablandador que le quita la dureza del agua, porque el líquido  que emana del manantial posee gran cantidad de cal y sal, siendo no apta su consumo; posteriormente pasa por un proceso de clorización. Asimismo, se instaló 10 paneles para garantizar su funcionamiento”.

El proyecto también contempló la construcción de adecuada infraestructura de servicios higiénicos para los vecinos, brindando espacios óptimos y debidamente implementados con un inodoro, lavatorios y una ducha.

Por su parte, los vecinos relataron las dificultades que tuvieron que superar para hacer realidad la obra, donde las contantes gestiones y autorizaciones ante el Sector Cultura se constituían en el principal reto. “Debido a que este sector está dentro de una zona arqueológica, era difícil ejecutar a una obra, hasta dejamos nuestra lucha por acceder al servicio de agua segura por tanta espera, pero felizmente, el alcalde Víctor Boluarte, pudo hacer realidad un sueño”.

Las madres de familias también agradecieron la conclusión de la obra que no solo les brinda mejores condiciones de vida sino garantiza el crecimiento y desarrollo adecuado de los niños quienes sufrían de anemia. “En este sector abundan los casos de anemia en niños, porque eran alimentados con agua insalubre, ahora ya tenemos las condiciones de vivir tranquilos y gozar de salud”.

Comentar Aqui

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.