A pesar de registrar una ola de contagios en nuestra ciudad y los continuos operativos multisectoriales, la irresponsabilidad de la ciudadanía persiste.

Cusco afronta un franco crecimiento de contagios de la Covid-19 y a pesar de ese adverso escenario, lamentablemente la intransigencia e irresponsabilidad de las personas prevalece, es así que el último fin de semana en un operativo sorpresa se intervino a más de 600 personas, entre jóvenes y menores de edad al interior de discotecas que funcionaban en la clandestinidad.

Gracias a la diligencia multisectorial desarrollada por la Municipalidad Provincial del Cusco, el Ministerio Público, la Subprefectura Distrital y la Policía Nacional del Perú, se pudo clausurar establecimientos locales que funcionaban en las calles de Tecsecocha y Ayuda Mutua, esta última ubicada en la zona noreste de la ciudad, donde se evidenció un inmueble de 5 pisos que albergaba a más de 500 personas, constituyéndose en toda una bomba de tiempo.

Al constituirse al Sector de Tawantinsuyo, los agentes del orden tuvieron que hacer uso de la fuerza, para irrumpir en el recóndito local denominado “Sky House Vip”, donde se hallaron a cientos de jóvenes y al menos 20 menores de edad que no respetaban el distanciamiento social y tampoco utilizaban mascarillas. En tanto, los propietarios del inmueble alegaban que alquilaron la casa por esa única noche.

El gerente de Desarrollo Económico y Servicios Municipales, Juan Carlos Galdós Tejada, informó que tras realizar una labor de seguimiento se pudo advertir sobre el funcionamiento del local nocturno donde se halló gran cantidad de bebidas alcohólicas de dudosa procedencia, no apto para el consumo humano, e incluso, estupefacientes.

“Con la PNP ya conocíamos que se realizaba este tipo de actividades y cuando intervenimos encontramos la puerta cerrada, una estrategia para burlar las fiscalizaciones, sin embargo, al ingresar encontramos medio millar de personas, en los 5 niveles, tal cantidad de asistentes que la Policía tuvo dificultades para realizar el control de identidad”, puntualizó.

Galdós Tejada, lamentó que pese a los esfuerzos que realizan las instituciones para contrarrestar el avance de la tercera ola, las personas continúen infringiendo las normas sanitarias, por ello, se encaminará acciones penales desde la Procuraduría en contra de los malos empresarios. “Aquí vemos un concurso de infracciones, vulneración de toque de queda, atención a menores de edad, puertas cerradas, obstáculos a la autoridad, infracciones de normas sanitarias y demás”, puntualizó.

Asimismo, tras la intervención, la comuna provincial procedió a la incautación de los bienes y bebidas alcohólicas y finalmente, a la clausura inmediata de los locales nocturnos. “Hemos iniciado las intervenciones pasando la hora de toque de queda, desde las 11 de la noche, ya son las 2 de la madrugada y nos encontramos en el tercer local que procedimos a clausurar”, enfatizó la directora de la oficina de Fiscalización y Orientación Municipal, Evelyn Camero.

Comentar Aqui

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.