Gracias a la política de gestión ambiental impulsada por el alcalde del Cusco, Víctor Boluarte, las céntricas calles y demás espacios se mantuvieron limpias durante las celebraciones.

Uno de los principales compromisos asumidos por la Municipalidad Provincial del Cusco fue garantizar el adecuado manejo de los residuos sólidos y el servicio de limpieza pública durante las actividades conmemorativas por el Mes Jubilar. En ese marco y tras una encomiable labor, la Gerencia de Medio Ambiente logró acopiar más de 50 toneladas de desechos valorizables, consistentes en papeles, cartones, botellas y plásticos, vidrio, metales, entre otros.

Gracias a la implementación de un novedoso plan estratégico, se pudo movilizar a más de 250 personas entre servidores de la División de Limpieza Pública, promotores ambientales y voluntarios de las diversas casas de estudios, quienes asumieron la ardua y noble tarea de velar por el ornato, barrido y limpieza de los espacios públicos, así como la sensibilización a la población para fomentar la segregación de residuos sólidos.

“Nuestro personal ha sido desplegado en tres turnos para realizar el servicio de limpieza pública las 24 horas del día. Mientras los promotores y voluntarios pudieron acopiar  más de 50 toneladas de residuos inorgánicos valorizables, esto pueda dar cuenta también de la participación de la población quienes mostraron mayor disposición para reciclar”, precisó el subgerente de Saneamiento Ambiental, Miguel Ángel Atausupa Quinn.

Como parte de las estrategias implementadas también se llevó a cabo el “Recicla Raymi”, para gestionar adecuadamente los residuos sólidos generados durante la escenificación del Inti Raymi, donde se instaló más de 12 puntos de acopio en la explanada de Sacsayhuamán y se movilizó a un importante contingente ambiental. “El día 24 se ha visto gran cantidad de residuos dispersos por el Parque Arqueológico e inmediatamente nuestro personal realizó la limpieza y segregación, esto ha permitido un mejor control y recojo de los desechos”.

Con la gran cantidad de residuos inorgánicos recolectados, no solo se redujo los vectores de contaminación en las calles, sino se constituyó en una oportunidad para reactivar las economías de las Asociaciones de Recicladores formales, quienes comercializan los desechos para su posterior transformación.

Si bien las Fiestas del Cusco están próximas a culminar, a fin de que la política de cultura ambiental sea sostenible en el tiempo, la comuna provincial realizó la adquisición de compactadoras de basura que serán entregadas y puestas en operatividad, próximamente. “Son 6 las compactadoras que estamos adquiriendo, 3 de 19 m3 ya están próximas a llegar y las otras 3 pequeñas para mediados de julio, con ello, se va a mejorar el servicio de limpieza pública, cumpliendo los horarios de recojo y ampliando la cobertura en la zona Noroccidental”.

Comentar Aqui

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.