Irresponsables que se encontraban bajo los efectos del alcohol amenazaron con agredir a las autoridades y funcionarios para evitar las intervenciones.

Como parte de los operativos multisectoriales que se realizan de forma continua y permanente, entre la Municipalidad Provincial del Cusco, Policía Nacional del Perú, Fiscalía de Prevención del Delito, Subprefectura Provincial y la Oficina de Migraciones, el último fin de semana se llevó a cabo un megaoperativo que permitió desactivar un concierto “chicha”, que se realizaba en la loza deportiva de Umanchata, a pesar de no contar con las autorizaciones respectivas. Asimismo, se intervinieron y clausuraron 4 locales nocturnos que funcionaban al margen de la ley.

Como resultado de las acciones de fiscalización fueron intervenidas más de 2 mil personas, entre adultos, jóvenes y menores de edad, quienes acudieron al concierto del artista conocido como “Toño Centella” y a los establecimientos “Qosqopolitan”, “Chupitería”, “El Patiti” y “Black and Red”, que funcionaban en pleno centro histórico.

Lo que generó más zozobra fue la intervención en el concierto clandestino, donde las autoridades y funcionarios fueron amenazados por algunas personas que se encontraban en estado etílico y a fin de impedir las acciones de fiscalización intentaron agredirlos, lo que obligó a apagar el fluido eléctrico para cancelar el concierto y permitir su desalojo, donde más de 500 personas salieron atiborradas, infringiendo las medidas sanitarias y de bioseguridad.

De igual forma, el último viernes y sábado fueron clausuradas las discotecas que no contaban con licencia de funcionamiento. Sin embargo, llamó la atención el local “Qosqopolitan”, donde se halló que el área de preparación de alimentos funcionaba en condiciones insalubres. Adicional a ello, se evidenció a gran cantidad de personas que libaban bebidas alcohólicas, lo que motivó el levantamiento de actas de sanción por parte de la Gerencia de Desarrollo Económico y Servicios Municipales y la Oficina de Fiscalización y Orientación Municipal.

“Como estuvo previsto y de acuerdo a los compromisos establecidos el centro de la ciudad debe estar controlado desde las 00 joras, por ello, hemos intervenido los locales que operaban en la calle Arequipa, en la Plaza de Armas, calle Tecsecocha y Av. El Sol”, detalló el gerente de Desarrollo Económico y Servicios Municipales, Juan Carlos Galdós Tejada.

Por su parte, el fiscal de Prevención del Delito, Eduardo Poblete, lamentó la inconsciencia e irresponsabilidad de la población que expone su vida e integridad al acudir a estos espacios que se constituyen en focos de contagio del virus. “Pareciera que la población no entiende y piensan que la pandemia terminó, todavía no se ha cumplido las dosis de vacunación. Mientras trabajamos en la plaza, estas actividades comerciales se realizan en otros sectores, sólo migran”.

Comentar Aqui

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.