Mantenimiento de la vía se realizó desde la intersección de las calles de Ayacucho y San Andrés hasta la plazoleta de Belén.

Con la finalidad de mejorar la transitabilidad vehicular y peatonal del Centro Histórico y dinamizar el flujo vehicular de la ciudad, la Municipalidad Provincial del Cusco, en los próximos días hará entrega del proyecto de intervención de la calzada vehicular de las calles Ayacucho y Belén que se encuentra en su fase final de y que es ejecutada en la modalidad de obra tercerizada por el Consorcio Hanan Pacha.

La obra contempló tres tipos de intervención vial, lo que significó una complejidad en el proceso constructivo. El más dificultoso fue en el tramo que inicia en la segunda cuadra de la calle San Andrés con Tres Cruces de Oro que demandó un trabajo integral de adoquinado con conformación de base estabilizada con cemento y la reutilización de más del 70% de los adoquines que previamente pasaron por los controles de resistencia y calidad para garantizar la durabilidad de la vía.

Asimismo, en el tramo que comprende la calle Tres Cruces de Oro y el cruce con Belempampa se realizó el cambio de carpeta asfáltica en 1210 m2 de pavimento de 2 pulgadas y en el tramo que inicia en la calle Belempampa hacia la plazoleta de Belén se realizó la intervención parcial con el mantenimiento de la vía deteriorada.

El alcalde del Cusco, Víctor Boluarte Medina, quien inspeccionó los trabajos finales por parte del Consorcio contratista refirió que debido a las especificaciones técnicas de la obra se realizó la modificación de los expedientes técnicos para contemplar la intervención integral de las calles y permitir la reutilización del adoquinado. “Las obras se hacen en base a un expediente técnico y en caso de las calles de Ayacucho y Belén establecía que un porcentaje de los adoquines podían reutilizarse por estar en buen estado”, puntualizó.

El residente de la obra Ing. Julio Quispe Cabrera refirió que los plazos de ejecución sufrieron una ligera modificación debido a los cambios del expediente técnico y la ampliación de trabajos que no se encontraban contemplados. “Para mejorar la durabilidad y garantizar la resistencia de la vía se tuvo que intervenir en su totalidad lo que ocasionó la ampliación de los plazos de ejecución”.

El supervisor de la obra de la comuna provincial, Ing. Fernando Arias, puntualizó que debido al monto de financiamiento de casi un millón por parte del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, la intervención de esta avenida contempla únicamente trabajos de mantenimiento que se realizan bajo permanente supervisión municipal para garantizar la óptima ejecución de la obra.  

Cabe precisar que, ante la celeridad de los trabajos y el gran avance que registra la ejecución del proyecto, parte de las calles intervenidas que comprenden la segunda cuadra de la calle Ayacucho y la primera cuadra de la calle Belén ya fueron habilitadas al tránsito vehicular semanas atrás. Sin embargo, para esta semana se tiene previsto la entrega y puesta en funcionamiento de forma integral de esta importante vía.

Comentar Aqui

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.