Con la remodelación integral de la planta de operaciones, se dejó el trabajo artesanal y se opta por un sistema semitecnificado en el faenado de ganado.

Producto de la decisión política del alcalde del Cusco, Víctor Boluarte Medina, el Camal Municipal de Kayra fue intervenida luego de 4 décadas de espera, y hoy, cuenta con modernas instalaciones y tecnología de punta que permite establecer un mecanismo de trabajo semitecnificado, garantizando las buenas prácticas de faenado e higiene a fin de brindar alimentos seguros, saludables e inocuos para el consumo humano.

La ejecución de la obra demandó una inversión superior a los 2 millones 400 mil soles y consideró la remodelación de más del 80% de la planta de operación, frente a la necesidad de mejorar los procesos de salubridad en el tratamiento de los animales vacunos y sobre todo, brindar un servicio de calidad a un costo social, en beneficio de la población.

“Ya anteriormente se evaluó la posibilidad de concesionar este servicio, sin embargo en la gestión del alcalde Victor Boluarte se descartó la propuesta y se priorizó el tema social, por cuanto, privatizar significaría incrementar el servicio de faenado en más de 80 soles y no como actualmente se cobra 25 soles”, detalló el Subgerente del Camal Municipal, José Willy Paucar Silva.

Con la intervención integral de las instalaciones también se incrementó la capacidad de faenado por día. “Si anteriormente se faenaba entre 80 y 100 cabezas de ganado, ahora estamos faenando 130 cabezas diario y la proyección es incrementar hasta 200. Para esto, era necesario mejorar la infraestructura y tecnificar la planta”, detalló el funcionario municipal.

Según la especialista en Inocuidad Alimentaria, Ruth Castañeda Loaiza, por falta de mantenimiento del matadero, anteriormente se trabajaba en condiciones precarias e insalubres;  Y ahora este mecanismo se modificó que permite apostar por un faenado aéreo. “Antes el trabajo era artesanal con un sistema casi ancestral pero ahora se tendrá un sistema aéreo y significa que el animal quedará suspendido en los monorrieles para no tener un contacto con la superficie ni paredes”, puntualizó.

La remodelación y mantenimiento del Camal Municipal consistió en la habilitación de 10 ambientes para el área de faenado, oreo y lavado de vísceras; con implementación de modernas maquinarias como: cortadora dorsal y de pecho, hidro lavadora, caja de aturdimiento, andamios metálicos y demás equipamiento. Asimismo, se realizó la intervención del área administrativa, vestidores e instalación de una batería de servicios higiénicos, renovación de la red de agua y desagüe, sumideros, cambio de más de 2800 m2 de revestimiento en ambientes internos y externos.

Comentar Aqui

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.